Bruselas desvela su plan energético


Ursula von der Leyen ha presentado este miércoles sus propuestas  para hacer frente a la creciente crisis energética de la UE y frenar el aumento de las facturas que está ahogando económicamente a los hogares y las empresas europeas. La presidenta de la Comisión Europea ha puesto sobre la mesa un plan de reducción del consumo de electricidad en toda la UE, un tope de precios para el exceso de ingresos de las renovables y la energía nuclear, un mecanismo de solidaridad para captar los beneficios «masivos» e «inesperados» de las empresas de combustibles fósiles, y un programa de ayudas estatales para inyectar liquidez adicional a las empresas de servicios públicos en dificultades. Von der Leyen también ha propuesto una limitación de los precios de las importaciones de gas de gasoducto ruso, que, de introducirse, podría empujar al Kremlin a tomar represalias y suspender totalmente los flujos de gas. «Debemos cortar los ingresos de Rusia que Putin utiliza para financiar esta guerra atroz contra Ucrania», ha asegurado la líder europea. La Presidenta ha detallado que su equipo también está estudiando la posibilidad de limitar el precio de todo el gas importado, lo que incluiría el gas natural licuado (GNL), un producto que se ha convertido en la clave de la diversificación frente a Rusia. Sin embargo, este tope de precios aún no está sobre la mesa.