Cabana comienza a renovar la tubería de abastecimiento del depósito del Picón, en Cesullas


El Ayuntamiento de Cabana comenzó los trabajos de relevo de la tubería de distribución de agua potable a la salida del depósito del Picón, situado en la parroquia de Cesullas. Esta intervención cuenta con un presupuesto de 47.795 euros cofinanciados con la Consellería de Infraestructuras y Movilidad. El delegado territorial de la Xunta de Galicia en la provincia de A Coruña, Gonzalo Trenor, comprobó este martes los avances en las obras junto al alcalde, José Muíño, y visitaron las instalaciones en la Edar de Lodeiro, donde se realizarán también mejoras.

En la actuación del Picón se incluye la retirada de un tramo de 465 metros de tubería de fibrocemento cuya vida útil estaba a punto de agotarse. En su lugar se está instalando una canalización de tuberías electrosoldadas de 200 mm de diámetro que permitirá garantizar el suministro de agua potable a la práctica totalidad de los núcleos costeros del municipio en épocas de sequía. Una vez finalicen los trabajos de colocación se procederá a reponer el pavimento dañado y acondicionar el firme para asegurar las condiciones de seguridad en la zona.

El alcalde, José Muíño, destacó que “con la renovación de la red de Cesullas se está realizando un trabajo esencial para asegurar un servicio básico a la población sobre todo en períodos de sequía”. “El del Picón es uno de los depósitos que mantienen abastecida de agua potable todos los hogares de la parte costera de Cabana, por lo que conservar la infraestructura en buenas condiciones es clave”, añadió. Por su parte, Gonzalo Trenor, dio cuenta de la “importancia de esta línea de ayudas de la Consellería de Movilidad, destinada a municipios de menos de 5.000 habitantes como Cabana, y que sigue favoreciendo el correcto mantenimiento de servicios básicos como el abastecimiento y el saneamiento”.

La red general de abastecimiento de agua de Cabana de Bergantiños se compone de un sistema complejo integrado por dos redes interconectadas, que son la de Cesullas y Canduas, para dotar de agua potable a los núcleos costeros. Además, el municipio cuenta con una red independiente en Rempenín para abastecer los núcleos interiores.