Carballo | El punto de recarga público para vehículos eléctricos cumple tres años

Cedida.

El 6 de septiembre del 2019 entró en servicio el punto de recarga de vehículos eléctricos, el primero de titularidad municipal de la comarca y uno de los primeros de la provincia. Hasta finales de ese año se registraron 30 recargos, pero el despegue del servicio se vio frustrado por la pandemia, ya que, como indican desde la empresa que lo gestiona, las electrolineras están muy vinculadas a la movilidad y al turismo, y tanto la primera como el segundo se vieron muy limitados por consecuencia de la COVID-19. De hecho, en todo el 2020 solo se realizaron 18 recargos.

La situación empezó a mudar el año pasado, en el que se registraron 140 recargas, con una media de 12,38 kWh de energía suministrada por recarga. Hasta el 31 de agosto de este año llevamos 167 recargas, más que en todo el año 2021, y también aumentó la media de energía suministrada hasta 14,36 kWh. Los dos puntos de recarga instalados en la calle Arzobispo Romero de Lema, en la zona del Parque Rego da Balsa, forman parte de las medidas impulsadas desde el Ayuntamiento de Carballo para fomentar una movilidad sostenible. Disponen de conectores estándar en la Unión Europea para todo tipo de coches y el suministro es 100% de origen renovable.

Para activar el servicio pueden utilizarse dos sistemas, o bien una tarjeta de la compañía Ibil válida para todo el territorio nacional o bien a través de la APP de la empresa en el teléfono móvil. En el ayuntamiento también existen otros puntos de recarga en empresas relacionadas con el sector de la automoción, y ahora la Comunidad de propietarios del polígono industrial de Bértoa viene de presentar una comunicación previa para la realización de las obras para la instalación de un nuevo punto de recarga en la calle del Cobre.

En el año 2050 está previsto que los vehículos eléctricos sean el medio de transporte de uso masivo en el mundo. Hoy, 9 de septiembre, se celebra el Día Mundial del Vehículo Eléctrico, una fecha con la que se pretende sensibilizar a las nuevas generaciones sobre la importancia del uso de coches sostenibles o eléctricos, y que, casualmente, coincide con el aniversario de la electrolinera municipal de Carballo.