Carballo | Los consellos parroquiais retomaron su actividad por Oza

Cedida.

Después del parón estival, los consellos parroquiais retomaron su actividad con una concurrida reunión en Oza. La principal demanda del vecindario es la construcción de una senda peatonal en la carretera provincial para solucionar los problemas de inseguridad viaria en la zona del centro social. El alcalde, Evencio Ferrero, explicó que la demanda está trasladada a la Diputación de A Coruña desde hace tiempo, y que, de hecho, el organismo provincial se comprometió a enviar un equipo técnico para ver las posibles soluciones. Pero, dado que esa visita aun no se produjo, el alcalde se comprometió a “insistir para que vengan lo antes posible”, al tiempo que, como demandó el consejo parroquial, desde el Ayuntamiento se solicitará una reunión entre representantes provinciales y vecindario.

En la sesión también se preguntó por parte de las personas asistentes sobre la tala de árboles en el atrio de la iglesia, una cuestión en la que no intervino el Ayuntamiento, por tratarse de una propiedad privada, si bien existe constancia de que hubo una inspección del Seprona. Asimismo, se interesaron por las distancias que deben guardar los árboles con respecto a las carreteras y a las viviendas a consecuencia de la ley de prevención de incendios. El consello parroquial se ofreció a recoger los casos de incumplimiento y trasladarlos al Ayuntamiento de Carballo.

El arreglo de algunos tramos de vías o la extensión de las redes de agua y saneamiento a viviendas y núcleos aislados que carecen de ellas fueron otros temas abordados, junto con las alegaciones al parque eólico del Monte Neme o la creación de la comunidad de montes de Oza. Con respecto a esta última, el objetivo es buscar alternativas al modelo actual de aprovechamiento forestal de manera coordinada con otras comunidades de montes y que el vecindario recupere los terrenos de los que se apropió el Estado durante la dictadura. En ese sentido, el alcalde mostró la disposición del gobierno municipal a realizar las cesiones, y con ese objetivo se celebrará una reunión entre ambas partes. Una de las cuestiones que estaban pendientes de sesiones anteriores, la colocación de bancos en la nueva plaza de la fiesta, también se solucionará en breve. El vecindario decidirá la situación de los bancos, que ya están listos, y también se replantarán varios árboles.