Carballo recuerda la necesidad de proteger Baldaio en el Día Mundial de los Humedales

Cedida

  • Hace un año del taponamiento del canal que comunica la laguna con el mar

El Día Mundial de los Humedales, celebrado este martes, no fue una fecha de celebraciones en el ayuntamiento de Carballo. La acumulación de toneladas de arena en el canal que comunicaba la laguna de Baldaio con el mar provocó una crisis ambiental, social y económica que obligó a las Administraciones competentes -Estado y Xunta de Galicia- a realizar una intervención de urgencia para recuperar esa zona de confluencia natural entre el agua dulce y salada.

Un año después, la efeméride del 2 de febrero recuerda a los ciudadanos la importancia y la necesidad de seguir avanzando en el desarrollo sostenible de uno de los espacios naturales más importantes de Galicia.

Hasta Baldaio se acercó el alcalde, Evencio Ferrero, acompañado por el concejal de Obras y Servicios, Luis Lamas, para realizar una de las visitas periódicas del gobierno municipal y poder seguir la situación. El canal sigue abierto, aunque con su curso modificado, creando un gran meandro en la desembocadura. Por el momento se mantiene la comunicación entre la laguna y el mar, pero el alcalde aprovechó para enviar unas imágenes actualizadas de la zona a Demarcación de Costas para así evitar que se repita la situación del año pasado.

El Ayuntamiento se muestra a disposición de las Administraciones competentes para colaborar en la adopción de las medidas que garanticen la conservación de los valores naturales de Baldaio y de las actividades residencial y económica que, de una manera sostenible, también se vienen desarrollando en la zona. Al mismo tiempo, continúa trabajando en la ordenación sostenible del entorno mediante instrumentos como el Plan Especial de Pedra da Sal, que se presentará en breve para su aprobación inicial y que definirá el desarrollo urbanístico de un área de 330.000 metros cuadrados de suelo rústico y de núcleo rural en un horizonte de 16 años.