Carballo | Una empresa de alimentación busca cinco mil metros de terreno en A Revolta


La zona del lugar de A Revolta, en Carballo, está en auge. Varios promotores inmobiliarios ya le han echado el ojo a los terrenos disponibles y edificables en un trayecto de poco más de un kilómetro, localizado entre A Casilla, en Carballo, y el límite con el vecino Ayuntamiento de Coristanco. Conocedores del gran proyecto, de más de 20 millones de euros, del centro comercial que se ubicará en la zona denominada como Agra do Formigoso y que se está encontrando en su camino hacia su total autorización con diferentes tapones legales en cuestiones de impacto ambiental y del Patrimonio Natural por parte de la Xunta de Galicia.

Paralelamente los movimientos administrativos en diferentes despachos no cesan, a medida que avanzan las obras de instalación de diferentes servicios, así como la senda peatonal que ya se encuentra en un avanzado estado de construcción. Lo cierto es que, en «primera línea de playa» al frente de la carretera AC-552 no quedan muchos solares disponibles, y los que hay se están revalorizando a velocidad de vértigo cada semana. Es el caso de los terrenos gestionados por la comunidad de bienes Formigoso C.B., a los que les han salido varias novias en el último año. Una de ellas, una empresa de alimentación muy conocida para instalar un gran supermercado de unos cinco mil metros cuadrados, además de aparcamiento.

No es nada nuevo, el 23 de junio del año 2005, la empresa Promociones y Gestiones Inmobiliarias Ratisbona S.L & CIA. S.COM, -compañía internacional dedicada al desarrollo, construcción y comercialización de diferentes infraestructuras- ya firmaba un contrato de compraventa de una parcela de medidas similares, precisamente para la implantación de un gran supermercado, con un proyecto de ubicación de una rotonda para moderar y agilizar el tráfico rodado sobre la salida y entrada de la fábrica de Conservas Calvo, el propio supermercado y la AC-552. Por aquel entonces el proyecto se enfrió, entre otras cuestiones porque la multinacional Carrefour absorbió esa cadena de supermercados y no creyó conveniente tener dos establecimientos de embergadura similar a poco más de un kilómetro de distancia, uno en O Capelán-Coristanco, que ya estaba muy avanzado, y otro en A Revolta-Carballo.

A día de hoy muchas cosas han cambiado, el color político municipal desde el 2.003, los promotores de aquella idea, los servicios que se ofrecen en la zona y también los propietarios de muchos de los solares libres, por lo que ahora la reactivación de los nuevos proyectos puede ser real e inminente.