Casi seis mil multas al mes, son las que pone un radar en Santiago


El aparato está ubicado en Conxo, en la carretera que comunica con el Milladoiro, a la salida de un túnel. Desde el Ayuntamiento afirman que su localización se debe simplemente a una cuestión de seguridad vial, aunque los usuarios de la vía contrastan que tiene un acusado afán recaudatorio, por lo que piden su reubicación. Afirman que el aparato no se ve, y que el objetivo es poner cuantas más multas mejor. El radar empezó a funcionar en julio del año pasado en un tramo limitado a 50 kilómetros hora y en los tres primeros meses sancionó a 17.000 conductores, la mayoría de los cuales iban a más de 70 kilómetros por hora.