Celebración por la llegada del 2022 con alegría pero con cautela


España ha celebrado esta medianoche la llegada del 2022 con alegría y esperanza pero con cautela debido al récord de contagios de COVID-19. La celebración más multitudinaria, sin duda, la de la Puerta del Sol de Madrid donde el aforo se ha limitado a 7.000 personas y la mascarilla ha sido obligatoria. El dispositivo policial ha contado con cuatro filtros que se han establecido en distintos puntos de acceso a la plaza (calles Mayor, Arenal, Alcalá y Carrera de San Jerónimo). Dos de ellos han estado controlados por la Policía Municipal y los otros dos por la Policía Nacional. Ha sido la segunda Nochevieja con medidas, pero distintas entre regiones. En Cataluña: discotecas cerradas, toque de queda de 01:00 a 06:00 horas y reuniones limitadas a diez. Mientras, en otras regiones como Madrid, Andalucía, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana o Extremadura se decidió no aplicar ninguna restricción.