China e India compran el petróleo ruso que no quiere Occidente


El petróleo ruso seguirá financiando la invasión de Ucrania. Aunque el dinero para comprarlo ya no proviene principalmente de Occidente, sino de Asia. China e India están comprando, aunque a precios muy rebajados, el petróleo que otros países ya no adquieren por las sanciones impuestas tras el inicio de la guerra.

Esta circunstancia, junto con la subida de los precios, ha llevado a Rusia a tener unos ingresos estimados de 20.000 millones de dólares por exportaciones de petróleo en mayo, 1.700 millones más que en abril, según la Agencia Internacional de la Energía (AIE).

Las importaciones chinas de petróleo ruso aumentaron un 28% en mayo, lo que contribuyó a que Rusia superara a Arabia Saudí como mayor proveedor de China. Según la agencia de estudios de mercado Kepler, India ha engullido hasta ahora unos 60 millones de barriles de petróleo ruso en 2022, frente a los 12 millones de barriles de todo 2021.

Las exportaciones indias de productos petrolíferos, como el gasóleo, han aumentado un 20% desde que comenzó la invasión de Ucrania, y cerca del 20% se envía a través de Occidente.