Cierra el ocio nocturno y queda prohibido fumar y beber en la calle


El Gobierno de España decreta el cierre de bares nocturnos y discotecas y prohibe fumar y beber en la vía pública por el aumento de casos de COVID-19 en los últimos días. Así lo ha comunicado el ministro de Sanidad del país, Salvador Illa, durante una rueda de prensa. «Es verdad que ha habido un incremento de casos» ha explicado el político que asegura que la situación no es igual de preocupante que en marzo y abril, «en materia de presión hospitalaria la situación es totalmente distinta».

El Gobierno toma esta decisión después de que el número de casos detectados en España aumente en 2.935 en las últimas 24 horas, la cifra más alta desde abril. La declaración del ministro llega después de la reunión de urgencia que el Gobierno central ha mantenido con las Comunidades autónomas por el aumento de casos. Por tanto, la medida se ha tomado en consonancia con todas las Comunidades. Madrid es la zona más afectada con 842 nuevos infectados.