Comenzó la tala de los chopos del Parque del Anllóns de Carballo


Podadores en altura comenzaron los trabajos de tala de tres chopos situados en el Parque del Anllóns, muy próximos a una zona de tránsito peatonal y a viviendas. Debido a la envergadura de los árboles, y a las medidas especiales que hay que tomar para la tala las labores provocaron gran expectación.

Los tres ejemplares de chopo existentes en el Parque del Anllóns empezaron hace un tiempo a sufrir los efectos de la edad. Las roturas y caídas de ramas provocaron ya varios avisos a la Policía Local y obligaron a establecer un perímetro de seguridad para evitar daños a las personas que residen en la zona o pasean por la orilla del río. A partir del primero episodio, aproximadamente hace tres años, se estableció un sistema de control permanente por parte de la brigada municipal de jardines con la finalidad de anticiparse la cualquier posible incidencia, pero la situación de los tres árboles sigue empeorando y por parte de los servicios técnicos especializados consideran “inevitable” su retirada para evitar riesgos innecesarios.

Tal como se hace constar en el informe técnico elaborado por el servicio de jardines, “los chopos son una especie de efectos inmediatos, de gran envergadura, rápido crecimiento y poco longevos, que debido al propio proceso de envejecimiento pierden las características por las que fueron plantados, y entrañan numerosos problemas en la edad adulta”. Precisamente por sus particularidades, especialmente por la gran fragilidad de las ramas y el riesgo que eso supone para las personas, los Populus no se consideran acomodados para convivir en las calles y parques urbanos.

Los 3 chopos serán sustituidos por 13 ejemplares de especies más acomodadas para un parque urbano, como Fagus sylvatica, Ginkgo biloba, Pyrus calleriana y Liqidambar styraciflua. La plantación de los nuevos árboles se realizará dentro de un nuevo proyecto de acondicionamiento de las zonas verdes que se acometerá en las próximas semanas.