Comienza la reconstrucción del terraplén caído en la carretera DP 0905 en Monfero


La Diputación comenzó estos días las obras de estabilización del talud y reconstrucción del terraplén de la carretera DP 0905 en Monfero, donde el pasado invierno, por motivo de las inclemencias meterológicas, se produjo un deslizamento de tierras que afectó a la sección del carril izquierdo, lo que motivó un cierre parcial del vial por ese margen para garantizar la seguridad del tráfico.

El diputado responsable del área de Vías y Obras, José Manuel Pequeño, explicó que Tragsa, como medio propio de la Diputación que forma parte del accionariado del grupo, se encarga de los trabajos de estabilización del talud, que consisten en la ejecución de un muro de 5 metros de altura y 4 de cimentación de sustrato rocoso que dará soporte a la zona donde se produjo el deslizamento de tierras y se extenderá cautelarmente a las zonas donde se produjeron grietas.

Con el fin de dotar de mayor rigidez a la cimentación del muro para unificar los asientos, se reforzarán los bloques situados en el arranque del muro con el vertido de hormigón en los huecos. Durante las obras se mantendrá en servicio uno de los dos carriles de la carretera en todo momento.