Comienzan las obras de acondicionamiento y rehabilitación del puente de Baio, en Zas


La Consellería de Infraestructuras y Movilidad inició las obras de acondicionamiento y rehabilitación del Puente de Baio, que supondrán una inversión de 328.000 euros.

Esta intervención en el puente sobre el río Grande se prevé que esté finalizada entre finales de verano y comienzos del otoño.
La actuación se acometerá en la carretera AC-552, en el tramo entre el punto kilométrico 2,1 y el 3. Se trata de mejorar la seguridad viaria y la accesibilidad peatonal en la ponte de la carretera autonómica AC-552, de manera que se facilite la movilidad entre ambas riberas del río Grande.

El proyecto pondrá en valor la propia estructura del puente y su entorno, tanto las aceras, las márgenes del río, como los tramos de acceso al puente.

La obra, que cuenta con la resolución favorable de la Comisión Provincial de Patrimonio, se centrará en la ampliación de la sección transversal del puente mediante la ejecución de una loseta de hormigón armado, con voladizos en ambos laterales.

Esta ampliación permite reordenar el tráfico rodado y peatonal, ya que la nueva sección transversal posibilitará albergar dos carriles de 3 metros de ancho, arcenes de 0,25 o aceras de 2,10 metros de anchura.

Cronograma para minimizar las afectaciones al tráfico

Con el objetivo de minimizar la afectación al tráfico, la ejecución de las obras fue programada por fases. El cronograma previsto para llevar a cabo las actuaciones ya fue trasladado a los Ayuntamientos de Zas y Vimianzo.

Este lunes comenzaron los trabajos previos, con la instalación de señales verticales, y este martes, continúan con el pintado y la colocación de barreras para iniciar los trabajos de excavación del talud que alojará las canalizaciones para reponer los servicios de telecomunicaciones.

En esta etapa preparatoria, está previsto ocupar uno de los carriles y permitir tráfico de vehículos alternativo regulado con semáforos por el carril derecho, en sentido Fisterra. Además, se habilitará señalización con los desvíos alternativos para los vehículos en los accesos por la AC-552 y nos enlaces con la AG-55. Los peatones tendrán un paso habilitado en todo momento.
A partir de 19 de julio , comenzarán los trabajos de rehabilitación del puente con la demolición del muro y su acondicionamiento para la ampliación del tablero. En estas fases se permitirá el tráfico de vehículos alterno regulado con semáforos y los peatones tendrán un paso habilitado.

En la segunda quincena de agosto tendrá lugar a preparación del puente para el asiento de las losetas. Durante estas semanas estará cortada totalmente la circulación de vehículos por el puente, siendo obligatorio utilizare los desvíos alternativos señalizados. Desde manera, se evita que el corte se realice en la primera quincena de agosto, cuando hay más afluencia de tráfico.
A principios de septiembre ya se abrirá el puente al tráfico con la nueva sección ampliada y se realizarán los cortes de carril necesarios para el extendido del aglomerado del tablero o la ejecución de las juntas de dilatación.