Comienzan los nuevos trabajos de limpieza en los márgenes de las carreteras autonómicas


Estas acciones de conservación en las vías de titularidad autonómica llevan permitido, en los últimos cuatro meses, el desbroce mecánico de 320 kilómetros lineales, actuar en una superficie de más de 112.500 m2 de manera manual; además de propiciar la retirada de 1.500 árboles en dominio público de carreteras, susceptibles de provocar fuegos o que suponían un riesgo de caída en la calzada.

Esta semana comienzan en la provincia de A Coruña los trabajos en la carretera AC-552, en Vimianzo; y en la provincia de Lugo en las carreteras LU-111 en Rábade, y en la LU-160 a su paso por Mondoñedo, Alfoz y O Valadouro. También comenzarán nuevas labores en la O-138, en Xunqueira de Espadanedo, en la provincia de Ourense.

Al tiempo que se inician estas nuevas actuaciones, seguirán los trabajos que se están desarrollando en las últimas semanas en la vía de altas prestaciones VG-1.4, que comunica Cee y Sardiñeiro, en el ayuntamiento de Fisterra.

Además proseguirán las tareas en la vía de altas prestaciones CG-2.2 Lugo-Sarria, a su paso por los municipios de Lugo, de O Corgo, de O Páramo y de Sarria; y también en la LU-934, en Friol. También continuarán en la provincia de Ourense las labores de desbroce en la O-171, en el Carballiño, en la O-404, en Celanova, y en la O-536, en Ourense; y en la de Pontevedra, en la carretera PO-531 en Vilanova de Arousa, Meis, Barro y Pontevedra.

Cada semana, una media de 30 operarios y alrededor de 15 máquinas trabajan para llevar a cabo estas tareas de limpieza y control de la vegetación en las márgenes de las carreteras autonómicas.