Comienzan los trabajos de recuperación en las zonas afectadas por el fuego en el Barbanza


Los técnicos del servicio de Conservación Fluvial de Augas de Galicia, dependiente de la Consellería de Infraestructuras y Movilidad, están desarrollando las inspecciones de campo en las áreas afectadas, en coordinación con los técnicos de la Consellería de Medio Rural, a través del Centro de Investigaciones Forestales de Lourizán, tras la determinación de los puntos más afectados por los incendios con el objetivo de iniciar los trabajos precisos con la mayor celeridad posible. Se trata de actuar en estos entornos de especial sensibilidad por la cercanía de los lechos fluviales a zonas pobladas y por contar con unas características singulares que pueden favorecer los arrastres de las cenizas. Para evitar estos posibles arrastres, la Xunta está diseñando unas barreras de contención aprovechando la propia madera que se encuentra en las riberas afectadas, y procederá a la aplicación de la técnica conocida como “mulching”, mediante la disposición de paja sobre las áreas afectadas y con gran erosión del terreno.