Creado un grupo de trabajo para proteger las infraestructuras críticas europeas


OTAN y Unión Europea anuncian un «grupo de trabajo conjunto» destinado a reforzar la protección de las infraestructuras críticas frente a las amenazas de Rusia.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, era la encargada de anunciarlo junto al secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, en Bruselas.

«El sabotaje del Nord Stream ha demostrado que tenemos que estar preparados y que tenemos que hacer frente a este nuevo tipo de amenazas», decía Von der Leyen. «Por eso hoy lanzamos un grupo de trabajo Unión Europea-OTAN para infraestructuras críticas resilientes».

A finales de septiembre se descubrían cuatro grandes fugas de gas en los dos gasoductos Nord Stream, frente a la isla danesa de Bornholm. Un grave incidente tras el cual la OTAN decidió reforzar sus despliegues navales en la región.

Expertos de ambos equipos trabajarán conjuntamente para identificar las principales amenazas a las infraestructuras críticas europeas. OTAN y Unión Europea, que comparten un total de 21 miembros, vienen de firmar un compromiso de cooperación para llevar su asociación al «siguiente nivel».