De momento no habrá toque de queda en Galicia


El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, aseguró que “no está sobre la mesa” implantar un toque de queda en Galicia para frenar el aumento de contagios y abogó por medidas restrictivas que permitan compatibilizar la seguridad sanitaria con el funcionamiento de la hostelería. Sobre la reunión con el ocio nocturno, recordó que se trata de un encuentro que había sido programado con el sector para analizar el balance de los primeros 15 días de funcionamiento de esta actividad después de “tantos meses sin trabajar”. El principal problema está entre la población no vacunada, los más jóvenes. Lo que por el momento descartan las autoridades gallegas es volver al toque de queda.

El vicepresidente primero, Alfonso Rueda, y el conselleiro de Sanidad, Julio García Comesaña, mantuvieron este jueves por la tarde reuniones por videoconferencia con representantes del ocio nocturno y de la hostelería. En ambos casos, el objetivo era analizar el impacto de las nuevas medidas acordadas por el comité clínico en relación con la situación epidemiológica de Galicia.

En el encuentro se evaluaron posibilidades como la de implantar en la hostelería medidas que están funcionando en el ocio nocturno, porque eso incrementaría la seguridad de sus clientes y de sus negocios. El objetivo, como dijo Alfonso Rueda, es “evitar cierres que nadie quiere”. Julio García Comesaña indicó que también podrían aplicarse en funciones de los ayuntamientos y de su situación, pero recalcó que cualquiera de las posibilidades abordadas en los encuentros tendrán que ser analizadas detenidamente y, en caso de ser factibles, aprobadas por el comité clínico. Todos son conscientes de que el mayor peligro de contagio está en las reuniones de personas y en los botellones, por lo que se seguirán extremando los controles, ya que esa vigilancia, sobre todo en los fines de semana, está dando buenos resultados.