Dimite el Jefe de Estado Mayor de la Defensa, tras vacunarse de la covid antes de lo fijado


El Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), Miguel Ángel Villarroya, ha solicitado este sábado su cese a la ministra de Defensa, Margarita Robles -que lo ha aceptado-, el hecho se ha producido tras conocerse este viernes que tanto él como otros cargos militares recibieron la primera dosis de la vacuna contra la Covid-19. Tras la ola de indigación por la prematura e irregular vacunación de políticos de PSOE y PP, desde alcaldes a consejeros autonómicos, saltó la noticia del JEMAD, y que la ministra Robles supo por los medios de comunicación. De inmediato, pidió un informe a Villarroya para conocer de primera mano a cuántas personas se había suministrado la vacuna y cuál era la justificación. Villarroya ha expuesto que, «en el cumplimiento de sus obligaciones, de acuerdo a los protocolos establecidos y con la única finalidad de preservar la integridad, continuidad y eficacia de la cadena operativa de las Fuerzas Armadas, ha tomado decisiones que considera acertadas y que nunca han pretendido aprovecharse de privilegios no justificables», pero que, comprende, «están deteriorando la imagen pública de las Fuerzas Armadas y poniendo en duda» su propia «honradez», por lo que ha decido dimitir.