El Ayuntamiento de A Laracha recupera los terrenos del Castro de Montes Claros

El Ayuntamiento de A Laracha sigue dando pasos firmes en su compromiso por recuperar el patrimonio arqueológico municipal. Así, viene de completarse el procedimiento de expropiación de la totalidad de las parcelas que albergan el Castro de Montes Claros tras proceder al pago de 46.805,16 euros a los propietarios de seis fincas que suman una superficie total de 29.917,01 m2. Previamente el Ayuntamiento ya había adquirido por mutuo acuerdo con los anteriores dueños los otros 13.362,96 m2, invirtiéndose una cifra próxima a los 20.000 euros. Ese sector, de titularidad pública desde hace dos años, ya fue objeto de una serie de intervenciones dirigidas a ponerlo en valor. Por tanto, entre las dos fases de la compra fueron invertidos unos 67.000 euros para comprar los 43.279,97 m2 de superficie que albergan el yacimiento.

El castro de Montes Claros se sitúa entre las parroquias de Vilaño y Cabovilaño a una altitud de 216 metros. Constituye el principal sitio arqueológico del municipio por su tamaño, visibilidad y monumentalidad.

La compra de estos terrenos se hace después de la aprobación del Plan Especial de Patrimonio Cultural promovido por el ejecutivo local y que tuvo por finalidad ofrecer la máxima protección a los más destacados bienes de carácter histórico-artístico del término municipal, que en aquel momento se encontraban en su totalidad en terrenos de titularidad privada.

Después de completarse la compra del Castro de Montes Claros, el siguiente elemento que ha previsto adquirir el Ayuntamiento de A Laracha es el menhir de Erboedo, estando consignada una partida en los presupuestos de 2020 para tal fin. Situado en el Monte de Santa Leocadia, muy cerca del límite con el término municipal de Arteixo, también es conocido como piedra hita Marco de la Anta o Piedra del Ghicho. Se trata de una singular pieza de granito que alcanza los dos metros de altura y está datada en el neolítico (edad de bronce).