El Ayuntamiento de Vigo verifica con un simulacro la respuesta de emergencia en el túnel de Lepanto


El gobierno de Vigo debe aprobar y comprobar el Plan de Autoprotección en la nueva infraestructura, antes de recibir oficialmente la obra, por lo que este viernes realizó un simulacro en el interior del túnel que se inició con el incendio de un vehículo y que funcionó “a la perfección”. La medida es necesaria para poder abrir el túnel al tráfico el próximo 12 de diciembre.

Tal y como explicó, el implicado en el incidente activa la alarma utilizando uno de los postes SOS existentes en el túnel, la llamada llega a la central de comunicaciones de la Policía Local, que avisa de la emergencia al 112 y al servicio de Bomberos, y al mismo tiempo desplaza las unidades que resulten pertinentes para que evalúen las primeras medidas de auxilio a las víctimas y de control del tráfico del entorno. Al mismo tiempo, entra en funcionamiento la Policía Local a través del aviso de la Sala de Control de Tráfico. El incidente se detecta, de forma automática, por los dispositivos electrónicos existentes, lo que da mayor seguridad, y así es cómo se activa la emergencia, a través del cable de detección de incendios y el software de gestión del túnel que se ejecuta de forma automática.

Se ponen en marcha entonces varias medidas: la máxima intensidad de la iluminación del túnel en toda su extensión, activación simultánea de la iluminación de emergencia, activación del panel de información variable del tráfico existente en la intersección de Urzáiz-Lepanto con el mensaje de “túnel cerrado”, encendido del panel del túnel en la boca de entrada al mismo con la señal de aspa-flecha en rojo que indica la prohibición de entrada, la galería de evacuación activa un sistema de presurización impidiendo la entrada de humo en la misma y, como elemento de cierre de seguridad, se baja automáticamente la barrera existente en la propia entrada del túnel.