El BNG de Laxe se compromete a negociar con la propiedad el desarrollo urbanístico del Campo do Escaravello

2 minutes read

Xosé Manuel Pose Lema viene de presentar una propuesta técnica que considera la única vía posible para desbloquear el desarrollo urbanístico del Campo do Escaravello, un problema que viene de viejo por los desencuentros entre la propiedad y el Ayuntamiento de Laxe. El candidato del BNG a la alcaldía de Laxe se compromete a asumir y llevar a buen puerto la necesaria negociación con la propiedad, “de manera que ese desarrollo urbanístico satisfaga los intereses de ambas partes”, porque la única solución posible implica que el Ayuntamiento de Laxe llegue a un acuerdo de deslinde con la propiedad de los terrenos colindantes, de manera que el límite de cada parcela del ámbito quede perfectamente definido, para posteriormente poder acometer el desarrollo urbanístico previsto en el PGOM del 2009.

El portavoz nacionalista recuerda que 14 años después de la aprobación del PGOM sigue pendiente la aprobación definitiva del documento por el incumplimiento, por parte del Ayuntamiento de Laxe, de la sentencia del TSJG por la que se anuló la clasificación de los terrenos como suelo rústico de protección de espaldas y se dictó el deber de clasificarlos cómo suelo urbano consolidado. “A día de hoy nada hizo el Ayuntamiento de Laxe por darle cumplimiento a esta sentencia”, expone.
Pero además en el PGOM se incluyó un desarrollo que suponía una edificabilidad “excesiva”, sin tener en cuenta la normativa sectorial de Costas o de Augas, de aplicación en ese ámbito.

Por si todo esto no fuera suficiente, en el 2021 se escribió un nuevo capítulo en la sucesión de desencuentros entre la propiedad y el Ayuntamiento de Laxe cuando este último ordenó la demolición de un cierre para lo cual previamente había concedido permiso con el argumento de que se había invadido suelo municipal. “Evidentemente expone el informe técnico encargado por el BNG el Ayuntamiento de Laxe, por dejadez, falta de medios profesionales, mal asesoramiento o simplemente por ignorancia, primeramente autorizó las obras, y, una vez hechas, dijo haber comprobado que invadían la parcela municipal colindante. Pero nunca se deslindaron las referidas fincas”.

“Frente a un gobierno municipal que no veló por los intereses vecinales y lleva años enfrascado en pleitos, desde el BNG abogamos por la negociación y el acuerdo con la propiedad para poder finalizar de una vez por todas con un conflicto que nunca debió producirse y recuperar el Campo do Escaravello para el uso y disfrute de toda la ciudadanía”, concluye Pose.

Estás seguro de que quieres desbloquear este artículo?
Desbloquear izquierda : 0
Estás seguro de que quieres cancelar la suscripción?