El BNG demanda medidas efectivas en apoyo del sector de la automoción de Vigo


La diputada del BNG, Carmela González, anunció que este martes llevará a la Comisión de Industria del Parlamento gallego, una proposición no de ley instando la que tanto la Xunta como el Gobierno español adopten medidas específicas para apoyar el sector de la automoción de Vigo y de Galicia. González aludió a los importantes retos de futuro que encara un sector estratégico para la economía del área de Vigo, entre los que incluyó el cambio de modelo productivo, los problemas de abastecimiento de microcompoñentes o la amenaza de la deslocalización y el aumento de la precariedad laboral.

Entre las medidas que proponen las nacionalistas está la de promover la instalación de una fábrica de baterías en el área de Vigo, y favorecer la apertura de plantas de fabricación de nuevos componentes para vehículos eléctricos en territorio gallego. Aliás, defienden la creación de una Mesa gallega de la automoción, el desarrollo de un plan específico para el sector en nuestro País así como la puesta en marcha de una tarifa eléctrica industrial gallega que abarate los costes.

“Tenemos que hacer frente a la amenaza de la deslocalización productiva, ya que sin fábrica de baterías y de otros componentes cerca de la matriz, Stellantis, Vigo corre el riesgo de quedar fuera de juego en la producción de vehículos no contaminantes”, advirtió. González demanda también que se actúe en la creciente precariedad laboral en el sector, marcada por la eventualidad, el empleo a tiempo parcial y el empobrecimiento salarial, a lo que se viene de añadir la aplicación indiscriminada y arbitraria de ERTE, que están provocando que los costes de la crisis vuelvan a recaer nos y en las trabajadoras. “Pedimos medidas concretas y reales para apuntalar el futuro para una indistria fundamental para Vigo, su área y toda Galicia”, resumió la diputada.


Inacción de la Xunta

Por su parte, el concejal del BNG de Vigo, Xabier P. Iglesias, encuadró las dificultades que está enfrentando el sector de la automoción en la “grave crisis industrial” que atraviesa la ciudad y comarca de Vigo, recordando que “hoy hay en Vigo 10.500 puestos de trabajo menos de los que había en 2009, y en la última década se destruyeron el 15% de los empleos industriales”.

Iglesias subrayó el hecho de que nos últimos ocho años no se haya abierto ninguna empresa del sector de la automoción en la comarca de Vigo mientras sí se están abrir en Portugal, visando que el riesgo de deslocalización productiva es “una amenaza muy real”, por lo que demandó políticas públicas que apuesten por enraizar la producción en nuestro territorio.

“No podemos permitir que la Xunta del Partido Popular, con su deliberada y continuada inacción, ponga en jaque el futuro del sector de la automoción, dándole la espalda a una actividad que es estratégica para nuestra ciudad”, afirmó el edil nacionalista. “Es suficiente de propaganda, de posados fotográficos y de buenas palabras. Es momento de los hechos, de las decisiones y de las medidas para garantizar el futuro de la automoción de Vigo y de Galicia”, exigió el portavoz municipal del BNG en la ciudad olívica.