El BNG pide una ayuda puntural para paliar los efectos de la subida de los carburantes y de la energía


La portavoz del BNG, Ana Pontón, propuso este jueves dentro del plan de choque para combatir la crisis de precios una ayuda «puntual» de 300 euros dirigida a los trabajadores autónomos destinada a «paliar los efectos de la subida de los carburantes y de la energía». La medida forma parte del plan de respuesta que expone el BNG a la crisis de precios y que supone una movilización de 1.000 millones de euros que defenderá en el Parlamento gallego y que, para la formación nacionalista, ayudaría los trabajadores autónomos y pymes que «lo están pasando mal en este momento», según la líder del BNG.