El BNG reclama la declaración de zona catastrófica de las áreas destruidas por el fuego


El Bloque Nacionalista Galego coordina acciones en el Parlamento de Galicia y en el Congreso y reclama que se inicie el procedimiento de declaración de zona catastrófica en las áreas del País afectadas por la ola de fuegos y que se aprueben ayudas económicas a todas las personas que se vieron afectadas, así como medidas fiscales, laborales y de Seguridad Social para paliar los daños. María G. Albert y Néstor Rego, diputados del BNG en la cámara gallega y estatal, demandan la coordinación entre las diferentes administraciones para que existan “todas las ayudas, recursos y medios necesarios para la recuperación de los bienes quemados”.

Las zonas más afectadas son las pertenecientes al Courel –con 60 núcleos- y Valdeorras, con un total de 20. No solo se destruyó masa forestal, el fuego en su avance imparable quemó viviendas y aldeas por completo. Este es el caso de la parroquia de Alixo en el Barco de Valdeorras, del núcleo de Río de Bois en la Pobra do Brollón, de A Veiga de Cascallá en Rubiá o de la aldea de Vilar, en Folgoso do Courel. Así, según los últimos datos, son ya un total de 85 casas las arrasadas por el fuego.