El día 31 finaliza el plazo para desbrozar las fincas próximas a las casas


Comienza la cuenta atrás para la limpieza de fincas con riesgo de incendio. El plazo para que los propietarios cumplan con este deber finaliza el 31 de mayo, pero aún quedan muchos terrenos sin desbrozar. Concretamente hay que dejar despejada de vegetación una faja de 50 metros desde el límite de los núcleos de población. La limpieza conveniada con Seaga cuesta 350 euros por hectárea y da prioridad a las parroquias con más problemática de incendio. Los particulares que dejen las fincas sin limpiar pueden ser sancionados, dado que el exceso de biomasa puede poner en peligro las vidas y los bienes de los habitantes más próximos.