El exjefe de seguridad del Playa Club acepta 6 años y un día de cárcel

La Audiencia Nacional ha impuesto penas mínimas a la organización criminal dedicada al tráfico internacional de drogas liderada por el exjefe de seguridad del Playa Club de A Coruña en la época de Lendoiro al frente del Deportivo, Miguel Ángel González López, apodado «Messi», tras la confesión en la vista oral de casi todos los procesados. El cabecilla de la banda convirtió a un grupo de conocidos del mundo de la noche dedicados a la venta de pequeñas dosis de cocaína a las puertas de locales coruñeses de hostelería (a 13 de los procesados se les ha reconocido la atenuante de toxicomanía) en una organización muy jerarquizada y se lanzó al tráfico de drogas a gran escala.

Así, entablaron contactos con traficantes extranjeros -latinoamericanos y albaneses-, e introdujeron cocaína mediante contenedores por el Puerto de Vigo -donde contaban con la colaboración de un guardia civil juzgado con ellos- y también por vía aérea por Londres, París y Ámsterdam, para lo que utilizaban «mulas» que llegaban con la droga al aeropuerto de Barajas.