El gasoducto ruso Nord Stream interrumpe el suministro de gas a Alemania


Nord Stream ha dejado de suministrar gas a Alemania este lunes. El gasoducto de la empresa rusa Gazprom, que pasa por debajo del Mar Báltico, ha suspendido sus servicios por labores de mantenimiento hasta el próximo día 21, según un aviso de la operadora de las instalaciones. Una parada técnica habitual por estas fechas, pero que dadas las nefastas relaciones con el Kremlin, hace temer lo peor a Berlín. Desde junio el gasoducto funciona al 40% de su capacidad. El gigante energético culpa de ello a Canadá, por las sanciones que retienen sus turbinas reparadas en ese país, que bombean el combustible. Alemania lo considera una maniobra política para crear incertidumbre y aumentar los precios.