El gobierno de Vigo adjudica la prolongación hasta Nicaragua de las cuestas de la Gran Vía


La empresa ganadora del concurso público municipal fue Prace Servicios y Obras por importe de 3.645.818 euros. La Junta de Gobierno Local celebrada este jueves resolvió la adjudicación del contrato de obras, que prolongarán hasta la calle Nicaragua el modelo aplicado al tramo comprendido entre María Berdiales y la calle Venezuela, con humanización de la Gran Vía e instalaciones de cintas mecánicas cubiertas en el bulevar.

El alcalde, Abel Caballero, dio cuenta este jueves de la decisión y recordó que las obras no comenzarán hasta enero, “para no generar dificultades en el Nadal, etapa de paseo y comercio”. Las actuaciones a realizar en esta segunda fase comprenden nuevas redes soterradas de saneamiento, abastecimiento y pluviales, iluminación y semáforos, aceras de granito, mobiliario urbano, nueva señalización, semáforos, etc.

El proyecto recoge que la Gran Vía, una vez concluida la reforma, presentará pavimentos descontaminantes y un nuevo jardín botánico, tanto en el interior de la zona cubierta cómo en el exterior. Para salvar la pendiente, el Ayuntamiento instalará dos nuevas cintas mecánicas: una desde Venezuela hasta Bolivia y la segunda, desde esta última hasta a la altura de la calle Nicaragua, explicó Caballero. Las cuestas contarán con una cubierta porticada de perfil metálico y acabado de vidrio, e incorpora un sistema de ahorro energético y capacidad para transportar la 7.300 personas por hora.

Según manifestó Caballero en rueda de prensa, el proyecto representa “una nueva forma de movilidad. Toda la humanización de la Gran Vía se caracteriza por la modernidad, por emisiones cero, por ausencias de ruido… Un nuevo modo de entender una vía de comunicación en una ciudad”. El presupuesto de esta segunda fase asciende a los 4,2 millones de euros, que se añadirán a los 5,5 millones en los que fue licitada a la primera, el tramo ya en funcionamiento. El alcalde anotó que “además conectaremos desde la Gran Vía con la Ciudad de la Justicia”, en la calle Pizarro, con otro elemento mecánico que proyecta el Ayuntamiento para la calle Bolivia.