El gobierno de Vigo aprueba el Plan General


La Junta de Gobierno Local se reunió este miércoles en sesión extraordinaria para aprobar inicialmente el nuevo Plan General de Ordenación Municipal de Vigo, que pasará nuevamente por la Gerencia de Urbanismo este lunes, 23 de agosto, previo a su ratificación a finales de mes por el Pleno de la Corporación.

En declaraciones a los medios, Abel Caballero trazó la senda administrativa que afronta el planeamiento hacia su aprobación y singularizó un aspecto relevante que contiene: el equilibrio existente entre las actividades residenciales y las productivas. A este respecto, el alcalde informó que el nuevo Plan General reserva 159,17 hectáreas de ámbitos especializados para acoger nuevas tareas industriales y/o terciarias, entre las que citó, a modo de ejemplo, la ampliación del polígono industrial de Citroën y la transformación de la Avenida de Madrid y entorno en un eje de actividades terciarias de la ciudad.

De este total, 63,4 hectáreas figuran en suelo urbanizable para usos mixtos, industriales y terciarios; otras 21,2, en suelo urbanizable con destino exclusivo para terciario; y otros 53,75 más de ámbitos de devienen de instrumentos supramunicipales de ordenación territorial. Además, 13,97 hectáreas están en siete ámbitos de suelo urbano no consolidado para uso mixto industrial terciario y otras 6,85, en otras tres zonas para uso terciario en exclusiva.

Por otra parte, el alcalde añadió que el nuevo PGOM, en los ámbitos de suelo urbano no consolidado y en los sectores de suelo urbanizable de uso residencial, establece una reserva para acoger lago más de 465.300 metros cuadrados destinados a usos terciarios de tipo urbano, repartidos por toda la ciudad. Además, Vigo tiene numerosos enclaves de suelo urbano que dan cabida a actividades empresariales a las que el Plan en tramitación garantizadora su mantenimiento y ordena su mejora y funcionalidad, integrándolos en la trama urbana. Este es el caso de Gandarón, Sárdoma, O Caramuxo, Ricardo Mella, Puxeiros o la propia Avenida de Madrid, áreas que suman una superficie total próxima a las 240 hectáreas.

Renuncias

Explicó Abel Caballero que la ordenación, a diferencia del PGOM aprobado en el 2008, prescinde de los polígonos de Chan de Labrador y de la “Ciudad del Frío” de Matamá-Valadares, en particular por razones ambientales, paisajísticas, orográficas y también funcionales. “Queremos que allí se haga monte, bosque, naturaleza y medio ambiente”, manifestó Caballero.