El Gobierno vasco endurece las restricciones contra la pandemia


Los datos de la evolución desfavorable de la pandemia en Euscadi llevaron al lehendakari Íñigo Urkullu a convocar con caracter de urgencia el comité asesor del coronavirus, que estaba previsto para el viernes que viene. La Consellería de Salud notificó 841 contaxios en las ultimas horas, 13 más que el día anterior. Se realizaron casi 11.000 pruebas PCR, con un porcentaje de positivos del 7,9 por ciento, muy por encima del 5 por ciento, en que se consdiera que la COVID-.19 está a raya. El gobierno vasco decidió endurecer las restricciones pero sin confinamientos generalizados. Gotzone Sagaduy, Consejera de Salud, afirmó que «Las agrupaciones máximas se reducen a un máximo de 10 a seis personas, los aforos al 50 por ciento de todos ambitos, hostelería, eventos culuturais, religiosos, mismo en el uso de ascensores y cabinas» También se estabelcen límites en la asistencia a eventos, 400 en interior y 600 en en exteriores. Se adelanta una hora el cierre de bares y locales nocturnos. El gobierno vasco resforzará la vigilancia y el rastreo del virus contratando 45 personas. Estas restricciones tendrá que ratificarlas el Tribunal Superior del País Vasco.