El monte Peados, en Razo, se convierte en un camping improvisado y un basurero


Monte Peados, Razo.

Vecinos y usuarios de la Playa de Razo están hartos de los problemas que les provocan a ellos y al medio ambiente la proliferación incontrolada e indiscriminada del turismo de caravana, principalmente en el monte Peados y en la zona del campo de fútbol.

Hemos comprobado que hay caravanas que llevan más de una semana instaladas en el lugar, algo que está terminantemente prohibido y más si cabe cuando hablamos de una zona incluida en la Red Natura -en su día muy castigada también por la construcción irregular-.

El vídeo que hemos podido grabar este jueves habla por si solo, heces, compresas, papeles y todo tipo de basura hace intransitable la zona del monte Peados a la playa y a las dunas.

Consultados los beneficios que acarrean este tipo de turistas a la zona, este resulta ser nulo. «En la hostelería de la playa ni comen, ni beben ni consumen en los supermercados. Simplemente en algunos casos usan los baños y cargan los móviles u ordenadores», afirman los dueños de los locales consultados.

Por ello, unos y otros están en pie de guerra, intentando que se ponga coto a este tipo de prácticas con una vigilancia acorde a los daños que ocasionan, la mala imagen que provocan y un problema ecológico y de salubridad que están causando. «Con el viento el papel higiénico vuela indiscriminadamente hacia la esplanada, los niños o la zona habilitada para los bañistas, que se encuentra más abajo».

Los vecinos y afectados afirman que a pocos kilómetros existen zonas perfectamente habilitadas para este tipo de turismo e incluso campings con todos los servicios. «Ahora claro, les es más cómodo y barato estar varios días en primera línea de playa, mirando al mar y haciendo sus necesidades a pie de monte», concluyen.

Basura acumulada en el monte Peados, Razo.