El nuevo modelo de residencias contempla reducir al mínimo el uso de sujeciones en los centros de mayores


La conselleira de Política Social, Fabiola García, anunció que todas las residencias de mayores contarán con un programa de reducción de sujeciones, con medidas concretas y evaluables, por lo que abogó por limitar al mínimo imprescindible este procedimiento para “asegurar el bienestar de todas las personas que viven en estos centros y para que los sientan cómo lo que son: sus hogares”.

El nuevo modelo de residencias que está ultimando el Comité asesor sociosanitario establece que todos los centros de mayores de la comunidad estarán obligados a reducir las sujeciones al mínimo posible. De este modo, se cumplirá con uno de los principales objetivos de la reformulación del sistema: “seguir humanizando, cada vez más, unos centros que deben ser la casa de las personas”.

Para limitar el uso de medidas de contención se hará un esfuerzo importante en tres ámbitos: en la formación del personal; en la adaptación de espacios para hacerlos más accesibles; y en el uso de nuevas tecnologías, para la detección de caídas u otras incidencias.