El Obradoiro pierde por la mínima ante el Valencia y el Instant Replay


Derrota de Obradoiro, este martes ante Valencia basket por 77-78, en un emocionante final.  La canasta, a priori ganadora de Robertson, quedó invalidada por el instant replay, tras demostrar que el balón aún no había salido de la mano del canadiense con el tablero ya en rojo. Primer partido perdido en y derrota de las que escuecen, tanto por la décima de segundo que faltó, como por la remontada táctica que el coach local había provocado.

Optaba Ponsarnau de salida por un quinteto poco habitual para reservar a sus primeros espadas. Sin embargo, Marinkovic y Pradilla (16 puntos, 3 rebotes y 13 de valoración) daban las primeras ventajas al conjunto taronja, 4-12 en el minuto 6, además de parar defensivamente al pívot del equipo santiagués Birutis. Tiempo muerto de Moncho Fernández y reacción Obradoirista. Mejora en la circulación de balón, que estaba siendo muy bien cortocircuitada por los de naranja y 5 triples (Robertson y el tándem Beliauskas-Cohen con 2 cada uno). Fin de primer cuarto con ventaja local, 21-19.

El segundo cuarto fue mucho más físico, y ahí mandaba Valencia con Dubljevic (10 puntos, 5 rebotes, 2 asistencias y 17 de valoración) al timón y los triples de Marinkovic (14 puntos con 4/5 en triples, 1 asistencia y 8 de valoración). Las pérdidas del Obra eran más que suficientes. Pese a todo, el equipo gallego defendía bien, evitando un desastre mayúsculo, pero que con la poca anotación (12 puntos en el cuarto) no “consiguió” más que irse a vestuarios 6 puntos abajo, 33-39.

Tras el descanso, Birutis (14 puntos, 4 rebotes, 1 asistencia y 20 de valoración) y el ayer mvp, Jake Cohen (17 puntos, 8 rebotes, 1 asistencia, para firmar la sensacional cifra de 29 unidades de valoración), lideraban la remontada santiaguesa, 47-46 en el minuto 25. Respondía el prometedor Pradilla con 10 puntos en el tercer cuarto. Ganaba el Obra el parcial por 4 puntos, 22-18, dejando el encuentro en una mínima ventaja para el equipo valenciano, 55-57.

El último cuarto se endureció, Czerapowicz lograba penetraciones que ponían las tablas en el luminoso, 59-59 en el minuto 32. Mientras que Tobey (11 puntos, 13 rebotes, 1 asistencia y 12 de valoración) luchaba hasta la extenuación, arrancando rebotes y canastas muy peleadas, con segundas oportunidades e incluso alguna tercera. Le costaba al Obradoiro muy caro en puntos y Valencia se iba de 6, 64-70 en el minuto 37. Parecía que los de Ponsarnau cogían la escapada buena pero ahí surgió la pizarra del coach da Pontepedriña. Tiempo muerto en el que Moncho Fernández realizó una brillante jugada táctica: sentó a Birutis y puso a Cohen de 5 ayudado por Álex Suárez y con Oliver de base. Triple y posterior canasta del ex macabeo ajustaban el electrónico con un parcial de 5-0 en apenas 45 segundos, 69-70. A continuación triple de Oliver y un tiro libre taronja dejaban el partido en un trepidante 72-71, minuto 38.

Intercambio de triples por ambos bandos y 2 puntos arriba para los gallegos entrando en el último minuto, 76-74. Williams vuelve a poner las tablas y todo por resolver, 76-76. Falta personal a Oliver quien, desafortunadamente, erraba el primero. Canasta posterior tras nuevo rebote ofensivo de Dubljevic dejaban el partido para los visitantes en 77-78 con 3 segundos por jugar. Y la tuvo Obradoiro, penetración de Robertson, a quien le faltó una décima de segundo para dar validez a su última canasta que el instant replay anuló con acierto, dando la victoria a Valencia basket.

Una de las claves del partido, además de los pequeños detalles, estuvo en el apartado reboteador, 32 locales por 40 visitantes. A pesar de ello, lo realmente definitorio estuvo en las 18 capturas ofensivas que lastraron a Obradoiro e impidieron una mayor producción defensiva y rotura de ritmo.

Buen partido de ambos conjuntos y uno de esos finales en que la moneda al aire, esta vez, salió cruz. Pero que en nada desmerecen no solo el buen juego compostelano, sino también el excelso arranque con 5 victorias y 3 derrotas. Ésta última, la primera en un Sar, nuevamente sin público por obra y gracia de la pandemia que nos está asolando.

Próximo partido, domingo 1 de noviembre, día de difuntos, en Málaga a las 12:30 horas ante Unicaja. Aguardamos por las fechas, la premonitoria defunción deportiva del equipo andaluz ante Obradoiro, y que tengamos un victorioso Halloween.

ALEJANDRO LUIS OTERO JAMARDO