El papa Francisco pospone su viaje a África


Los médicos le piden al papa Francisco que no viaje, por lo que ha aplazado, hasta nuevo aviso, su visita a la República Demócratica del Congo y a Sudán del Sur. Un anuncio sorpresa que reaviva la preocupación por su estado de salud. Aquejado de fuertes dolores en la rodilla derecha, el Papa, que aparece en silla de ruedas desde principios de mayo, anunció que se estaba sometiendo a infiltraciones e inyecciones de antiinflamatorios a base de corticoides.

El aplazamiento de su visita a África, inicialmente prevista del 2 al 7 de julio, se produce cuando los preparativos estaban en pleno apogeo, y el propio Vaticano había desvelado el programa detallado del viaje. El comunicado no menciona el viaje a Canadá previsto para los días 24 al 30 de julio y que según la oficina de prensa de la Santa Sede, el viaje «se mantiene hasta nuevo aviso».

En mayo, el Papa confió al diario italiano Il Corriere della Sera que no podía caminar por lo que había tenido que cancelar varias reuniones de su agenda. El último viaje del Papa Francisco fue a Malta los días 2 y 3 de abril, en los que el pontífice dedicó gran parte de su visita a abogar por los refugiados y los migrantes.