El paso de la borrasca Beatrice animó la vida del río Anllóns en Carballo


A la espera de una nueva evaluación la cuenca Galicia Costa aún permanece en alerta por sequía, pero cambió el cuento. La borrasca Beatrice que entró en la noche del sábado para el domingo en Galicia dejó más de 300 incidencias. Sobre todo, se registraron inundaciones en algunos puntos porque las alcantarillas no daban aliviado el agua, árboles y ramas caídas y cables del teléfono en el suelo a causa del viento.

Pero también dejó una hermosa estampa en el lecho de muchos ríos y embalses, fue el caso del río Anllóns a su paso por Carballo, donde los animales que suelen transitar este espacio estaban más que contentos y agradecidos. Claro está que nunca llueve a gusto de todos.

La costa atlántica fue la que concentró los mayores registros no solo de lluvia, sino también de viento: 115 kilómetros por hora en Camariñas, y por encima de los 100 también las Islas Cíes, Ons, Carnota, Malpica y Punta Lagosteira. Un árbol cayó a las dos de la mañana en la A-6 en sentido Madrid, a su paso por Culleredo, concretamente en el kilómetro 586. No hubo que lamentar daños personales, pero la circulación quedó interrumpida hasta las 5:00 horas.

Río Anllóns este domingo a su paso por Carballo.