El PP de Muxía acusa al alcalde de crear una «falsa seguridade» con la crisis del agua

Cedida

  • Critican que se dio luz verde al abastecimiento de agua sin saber si era seguro su consumo

El Partido Popular de Muxía, a través de su portavoz, Sandra Vilela, cargó contra el gobierno local al responsabilizarlo de crear una sensación de «falsa seguridade» entre la población «ao dar por feito que a auga da traída municipal cumpría todos os requisitos para poder consumirse cando aínda non se tiñan as análises definitivas sobre o estado da mesma».

Los populares critican «a rapidez coa que o rexedor pretende dar carpetazo a unha crise que provocou a intoxicación de máis de 200 veciños de Muxía» y denuncian que se dio luz verde al consumo del agua «sen saber os motivos reais de por que estaba mal e, o que é peor, sen saber se se podía consumir ou non con toda seguridade».

La oposición también aprovechó para censurar el comportamiento del alcalde, Iago Toba, al que acusan de «querer converterse nunha vítima de toda esta crise só por facer o seu traballo». Además, la portavoz fue un poco más allá y recalcó que, mientras los hosteleros, a los que Vilela señala que «alguén terá que compensar polas súas perdidas económicas», veían seriamente afectados sus negocios, el «señor Toba estaba en Cee nun acto do PSOE».

Continúan los controles del agua municipal

Por otra parte, desde el gobierno local comun«parámentros APTOS para o consumo humano»« parámentros APTOS para el consumo humano», señalan desde el consistorio.