El PP de Muxía califica de ‘pésima’ la gestión económica del alcalde en el precio de la luz y del agua


La portavoz del grupo municipal del Partido Popular de Muxía, Sandra Vilela, criticó lo que define como la pretensión del alcalde, Iago Toba, de “esconder su “pésima” gestión económica al frente del Ayuntamiento detrás de la subida del precio de la luz y del agua”.

La popular censuró que el ejecutivo local decidiera sacar adelante la aprobación de una partida complementaria del Plan de Obras y Servicios (POS) para hacer frente al coste de estos servicios. “Estamos ante un nuevo truco de un trilero como es el alcalde de Muxía que, en lugar de reconocer su nefasta planificación se excusa en la subida de la luz y del agua”, afirmó Vilela, quien recordó que Muxía no es el único Ayuntamiento en el que se incrementó el gasto por estos dos servicios.

En este sentido, la portavoz de los populares recordó que hace menos de dos meses el Gobierno Local ya echó mano de 150.000 euros de las cuentas de todos los vecinos para poder pagar los recibos de la luz y del agua. “Lo que sucede en Muxía es una auténtica barbaridad. Tenemos a un alcalde que ni gobierna, ni gestiona y, lo que es peor, las consecuencias de todo eso afectan a los recursos de la gente del ayuntamiento que queda sin otros servicios que son más que necesarios”, lamentó Vilela.

Impagos y requerimientos de la Xunta de Galicia

Desde el Partido Popular de Muxía aprovecharon para subrayar que la caótica gestión económica provocó también que el Ayuntamiento continúe sin pagar la Fiesta de los Mayores celebrada el pasado mes de mayo. “En su momento ya advertimos que el procedimiento para su contratación era, por lo menos, de dudosa legalidad, lo que provocó que no se pueda hacer frente a este gasto”, explicó Vilela, quien hizo hincapié en los requerimientos que la Xunta de Galicia envió al Ayuntamiento de Muxía por incumplimiento del período de pago a proveedores.

“Estamos hablando de un asunto muy serio, toda vez que, de no arreglarlo, los vecinos de Muxía se pueden quedar sin las partidas que les corresponde de los Presupuestos Generales del Estado y sin las subvenciones que otorga el Gobierno Autonómico”, concluyó Vilela.