El Sergas aprueba un Plan de igualdad entre mujeres y hombres

Imagen de archivo de personal sanitario

El conselleiro de Sanidad, Julio García Comesaña, y los representantes de las organizaciones sindicales de la mesa sectorial de Sanidad firmaron el I Plan de Igualdad entre mujeres y hombres del Servicio Gallego de Salud.

Los seis apartados que configuran el plan en materia de igualdad son: el acceso al empleo público y provisión de plazas; las condiciones de trabajo y promoción profesional; la formación, información y sensibilización; y el tiempo de trabajo, corresponsabilidad y medidas de conciliación de la vida personal, familiar y laboral. Asimismo, completan la estructura del plan: la atención a situaciones de especial protección por violencia de género, acoso sexual y discriminación por razón de sexo, orientación o identidad sexual; y las medidas transversales para integrar el principio de igualdad en la organización.

El conjunto de medidas que conforman el plan integran la perspectiva de género promoviendo la igualdad, impulsan la cultura de la igualdad de oportunidades e incrementan la protección y la atención de las situaciones de especial vulnerabilidad.

Entre las mismas, destacan las destinadas a facilitar el cambio de turno por motivos relacionados con la conciliación; las referidas la actuaciones específicas en caso de infrarrepresentación; la atención a trabajadoras en situación de violencia de género o la tolerancia cero ante casos de acoso laboral o sexual.

Además, también se garantiza el derecho de las personas transexuales, trangénero y intersexuales a ser identificadas en la organización con el nombre y género con el que se sienten identificadas; y se recoge la creación de la figura de un responsable, por área sanitario, en materia de igualdad y violencia de género.

Los objetivos del I Plan de Igualdad para lo personal del Servicio Gallego de Salud son, por una parte, promover la igualdad de género para conseguir la igualdad real en el trato y de oportunidades entre mujeres y hombres y disminuir desigualdades y desequilibrios que, aun siendo de origen cultural y social, pudieran darse en el Sergas. También son objetivos el de formar, informar y sensibilizar sobre igualdad de trato y oportunidades, y sobre las necesidades específicas de las mujeres y los hombres, así como lo de vigilar de forma especial la discriminación indirecta, entendiendo por esta, la situación en la que una disposición, criterio o práctica aparentemente neutros, ponen a una persona de un sexo en desventaja frente a personas del otro sexo.