El Sergas registró más de 13.800 códigos ictus desde el año 2016


Desde el año 2016, en el que se puso en marcha el Plan Gallego de atención al Ictus, el número de códigos activados ya superó la cifra de los 13.800 Asimismo, en cuanto a las fibrinolises intravenosas, se registraron más de 2.567, en el caso de las trombectomías mecánicas realizadas en este lustro, se superaron las 1.567.

Con motivo del Día Mundial del Ictus, que se celebra este 29 de octubre, la consellería de Sanidad recuerda de la importancia de hacer ejercicio y mantener una dieta sana para reducir las posibilidades de sufrir un accidente cerebrovascular, así como la necesidad de llevar un control sobre la tensión, el azúcar y el colesterol; además de evitar hábitos tóxicos, como el tabaco.

La red asistencial gallega cuenta con tres Unidades de Ictus emplazadas en el Complejos Hospitalarios de Santiago de Compostela, A Coruña y en el Hospital Álvaro Cunqueiro. Asimismo, los hospitales de Ferrol, Lugo, Ourense, Pontevedra, Burela y POVISA, cuentan con sendos Equipos Ictus.

El Ictus es una enfermedad producida por un trastorno brusco de la circulación cerebral que altera el funcionamiento de una o varias áreas del cerebro. Fundamentalmente existen dos tipos de ictus: el ictus isquémico -el más frecuente-, se produce por la obstrucción o taponamiento de un vaso, que impide que la sangre llegue a una o varias áreas del cerebro. La interrupción del flujo sanguíneo provoca una merma de la aportación continua de oxígeno y nutrientes que precisan las neuronas para poder desarrollar sus funciones. Si esta situación se mantiene en el tiempo, puede quedar una lesión permanente en la región afectada. El segundo tipo de ictus es el hemorrágico, que se origina por consecuencia de la ruptura de un vaso dentro del cerebro o en sus envolturas, causando una hemorragia cerebral.