El vicepresidente de la Xunta participó en una videoconferencia con S.M. el Rey don Felipe VI


El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, participó en una videoconferencia con S.M. el Rey don Felipe VI para poner en valor el trabajo de las salas del 112 y de los profesionales y voluntarios de las emergencias desplegados por toda España frente a la pandemia del coronavirus.

Rueda destacó la importancia de este gesto como “reconocimiento” y “puesta en valor” de todo el trabajo que llevan haciendo los efectivos de emergencias durante esta crisis sanitaria: tanto lo de los profesionales de los Grupos de Emergencia Supramunicipal (GES), como lo de los voluntarios de las Agrupaciones de Protección Civil (AVPC), y otro personal de emergencias como los bomberos.

Hasta ahora, entre los GES y las AVPC, se han realizado más de 80.000 operativos muy diversos: desde intervenciones en emergencias; reparto de alimentos o medicamentos; hasta la comprobación del estado de personas que viven solas. También colaboran en otras acciones importantes como la desinfección de lugares de elevada concurrencia.

Alfonso Rueda, vicepresidente de la Xunta de Galicia.

“En definitiva, servicios que son siempre fundamentales”, apuntó el vicepresidente, quien agradeció el trabajo realizado durante estos “dos duros meses” y valoró que Galicia cuenta con voluntarios y profesionales de las emergencias “perfectamente preparados que, cuando tienen que responder, lo hacen con solidaridad, con profesionalidad y con vocación de servicio”.

Desde la Xunta se ha trabajado desde el primer momento para conseguir la máxima coordinación entre la Administración autonómica y los efectivos de emergencias, que fueron movilizados tras la activación en Galicia del Plan Territorial de Emergencias de Galicia (Platerga).

El vicepresidente destacó la importancia de este trabajo y recordó el esfuerzo de la Xunta por apoyar a estos colectivos. Ahora, en la pandemia, con envío de material de protección a todos los ayuntamientos gallegos para que se distribuyera entre personal en primera línea, como los voluntarios de Protección Civil o los GES; y también antes, con el apoyo continuo en los últimos años a través de inversiones en equipación y mantenimiento, y de formación a través de la Academia Gallega de Seguridad Pública (Agasp).