En marcha la Fiscalía Europea


Este 1 de junio empezó a operar la Fiscalía Europea, un paso importante en la lucha contra la corrupción en la UE. El nuevo organismo, liderado por la exfiscal anticorrupción rumana Laura Codruta Kövesi, podrá investigar y perseguir delitos en los Estados miembros participantes de forma independiente de las autoridades nacionales. La configuración de la organización todavía no está completa, ya que el gobierno euroescéptico de Eslovenia se ha negado a nombrar a un fiscal delegado para la Fiscalía Europea. Esta es una señal de falta de cooperación, apunta la fiscal jefa Kövesi. Por ahora, Hungría, Irlanda, Polonia, Suecia y Dinamarca han decidido no participar en esta Fiscalía. La Comisión Europea les ha pedido que se unan ya que, en los próximos años, los Estados miembros recibirán 1.800 millones de euros para reactivar la economía de la Unión. La Fiscalía Europea espera investigar al menos 3.000 casos en los próximos años.