España apoya la suspensión de Rusia como miembro de la Organización Mundial del Turismo


La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha afirmado que «la ofensiva militar de Putin atenta contra los principios fundacionales de Naciones Unidas y de los valores que representa el turismo, como son la paz, la prosperidad y el respeto universal, y de la observancia de los derechos humanos». La Asamblea General de la Organización Mundial del Turismo (OMT) ha decidido suspender de manera temporal la membresía de Rusia de la organización por la ofensiva militar que mantiene en Ucrania, en una reunión extraordinaria celebrada en Madrid y presidida por España en su calidad de país anfitrión.

España, uno de los países patrocinadores de la decisión acordada por la Asamblea, ya había avanzado en la reunión del Consejo Ejecutivo de la OMT del pasado 8 de marzo que apoyaría la suspensión de Rusia como miembro si Putin no ponía fin a la agresión de Ucrania.

La suspensión temporal de la membresía de Rusia como miembro de la OMT le impedirá ejercer sus derechos y beneficiarse de los privilegios que otorga la membresía, incluida la participación en las reuniones de la organización. No obstante, la resolución aprobada por la Asamblea contempla, de acuerdo con el artículo 34 de los Estatutos, que esta suspensión se levante cuando la Asamblea perciba «un cambio en la política de la Federación Rusia». En tal caso, el procedimiento para que Rusia recupere su condición de miembro de la OMT seguirá el mismo procedimiento que la suspensión de membresía.

La resolución aprobada por la Asamblea para la suspensión temporal de Rusia fue presentada por Alemania, Austria, Bulgaria, Chipre, Croacia, Eslovaquia, Eslovenia, España, Francia, Grecia, Hungría, Italia, Japón, Lituania, Malta, Macedonia del Norte, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa, Rumanía y Ucrania.