España comienza la deportación de casi mil menores marroquíes en Ceuta y 50 se fugan


Tras un acuerdo con Rabat, el Gobierno español ha comenzado la deportación de 920 menores marroquíes no acompañados que llegaron a la ciudad española de Ceuta, en el norte de África, durante la entrada masiva del pasado mes de mayo. Cincuenta de ellos se han escapado del polideportivo en el que estaban alojados para evitar su devolución. Amnistía Internacional ha pedido a la Fiscalía española acciones para parar la operación.