Este verano 30 socorristas velan por la seguridad de las playas carballesas

Un equipo de 30 socorristas vela este verano por la seguridad de las personas usuarias de las playas de Razo, As Saíñas-Baldaio y Pedra do Sal, las tres en las que, un año más, ondearán las banderas azules, y que cuentan con las certificaciones ambientales más exigentes en lo que a gestión ambiental se refiere: el ISO 14.001 y el Esquema Europeo de Ecogestión y Ecoauditoría (EMAS), considerado el de mayor prestigio en Europa.

Los/las socorristas iniciaron su actividad el 24 de junio, coincidiendo con las fiestas de San Xoán, y permanecerán durante tres meses en estas playas. El servicio funciona todos los días de la semana, desde las 11.00 hasta las 20.00 horas.

Dentro de las medidas previstas para ofrecer las máximas garantías de seguridad a los usuarios, el litoral está dividido en seis zonas de baño, que están delimitadas y vigiladas por los socorristas. En la zona de las dunas está prohibido por tratarse de una zona protegida que además no está controlada ni sanitariamente ni por parte del servicio de salvamento.

En esa misma zona, la empresa concesionaria del servicio de limpieza tiene prohibida la utilización de medios mecánicos, para evitar daños a especies como la píllara de las dunas. En todo el arenal las tareas de limpieza son diarias desde el día 1 de junio. Y coincidiendo con la temporada de mayor afluencia también se refuerza la recogida de residuos sólidos urbanos, entre otros servicios.

Este año, y dada la crisis sanitaria provocada por la COVID-19, también deben tenerse en cuenta otras medidas de protección, en especial el distanciamiento social, el uso de máscara cuando sea preciso y la limitación del tiempo de baño para evitar aglomeraciones y facilitar que todas las personas que lo deseen puedan bañarse.