Finalizada la construcción de los parques eólicos de Monte Tourado, Alto da Croa y Croa II

Cedida

  • Entre las tres instalaciones, que han supuesto una inversión de 21,5 millones de euros, se generará una energía anual equivalente al consumo de 3.000 hogares

La empresa Greenalia ha finalizado, tras 12 meses de trabajo, la construcción de las instalaciones de Monte Tourado (Vimianzo), Alto da Croa (Vimianzo) y Croa II (Vimianzo y Dumbría) que entre las tres suman un total de 28 MW. Con un total de 8 aerogeneradores, de 84 metros de altura de buje y 132 metros de diámetro cada uno, los tres parques eólicos (PE) han contado con una inversión global de 21,5 millones de euros.

Entre las tres instalaciones, que previsiblemente podrán entrar en funcionamiento en un mes, tendrán una capacidad para generar energía equivalente a lo que sería el consumo de 3.000 hogares, toda procedente «de materia prima renovable, lo que permitirá ir reduciendo el consumo de materias primas fósiles», destacan desde la empresa. Para estos trabajos, que se iniciaron a mediados del 2020, Greenalia ha contado con la ayuda de casi medio centenar de empresas locales, «con la consiguiente dinamización económica del entorno».

En concepto de tasas e impuestos, los ayuntamientos de Dumbría y Vimianzo recibirán un total de 850.000 euros, con una proporción de 40% y 60% de estas cantidades, respectivamente, en función de la ocupación y aerogeneradores instalados en cada uno de estos ayuntamientos. Esta repercusión económica también llega al conjunto de propietarios de las parcelas incluidas dentro de la poligonal que, durante la vida útil de los tres parques eólicos (30 años), recibirá un montante total cercado a los 3 millones de euros.

Los parques eólicos y el medio ambiente

Durante la fase de tramitación, la compañía introdujo numerosas medidas correctoras y de mejora con respecto al proyecto inicial con el objetivo de reducir al máximo las posibles afecciones ambientales, paisajísticas y/o arqueológicas. Así entre las más importantes, destaca la reducción en el número de máquinas previstas, tanto en Alto da Croa, como en Croa II. Tras este cambio, los tres parques que, en un inicio, sumaban 13 aerogeneradores, quedaron en una cifra final de ocho.

Tramitada la fase de información pública, Greenalia decidió, además, que la evacuación de los distintos parques se hiciese subterránea, lo que evitó que en los tres casos haya tendidos aéreos para la evacuación. En lo que respecta a la protección ambiental, se estableció, en coordinación con la Dirección Xeral de Patrimonio Natural la realización de un estudio y seguimiento de la población de lobo ibérico presente en el entorno del área de la implantación de los parques eólicos Croa y Monte Tourado.

Con respecto al patrimonio arqueológico, en el PE de Croa se estableció, como medida complementaria, la reposición de una mámoa que se encontraba destruida desde hace años procediéndose a su completa restauración, lo que permitirá su puesta en valor una vez terminado el proceso de recuperación de la misma.