Galicia duplica en seis meses las instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo


La subida del precio de los combustibles fósiles y de la electricidad acelera la transición ecológica en los hogares y en las pequeñas empresas. Además del contexto energético actual, los expertos subrayan otras dos razones para el auge de la energía fotovoltaica. La más importante es la reducción del precio de los paneles solares respecto a hay diez o quince años.

La segunda razón sería la mayor cuantía y la simplificación de los trámites en las ayudas públicas. La línea de ayudas del Instituto Enerétivo de Galicia (INEGA), procedentes de los fondos europeos de recuperación y resiliencia, tuvo que duplicarse ante el aluvión de peticiones para energía fotovoltaica. Se pasó de 31 millones a más de 62.