Gazprom cierra aún más el grifo del gas ruso a Europa


El gigante gasista ruso ha anunciado que reducirá la capacidad de suministro de gas a Europa a través del gasoducto Nord Stream hasta los 67 millones de metros cúbicos al día. Justifica la decisión alegando problemas técnicos en una estación de compresión en Portovaya, en la región de Leningrado.

Según dijo la compañía, Siemens no entregó a tiempo los equipos de bombeo reparados, se superaron los plazos de servicio técnico y se detectaron fallos técnicos en los motores. Por ello, el número de unidades compresoras en Portovaya se redujeron a tres.

El grupo tecnológico e industrial alemán Siemens anunció a mediados de mayo su salida del mercado ruso como resultado de la guerra en Ucrania y comenzó a suspender sus operaciones y actividades industriales.