Golpe de estado en Mali

Un grupo sin identificar de miembros de las fuerzas armadas malienses detuvieron este martes al presidente del país, Ibrahim Boubacar Keita, y al primer ministro, Boubou Cissé, tras protagonizar un motín en la base militar de Kati, 15 kilómetros al noroeste de la capital. Bamako. Uno de los jefes del alzamiento informó a la agencia AFP sobre las detenciones, confirmando así los rumores sobre un posible golpe de estado, aparentemente sin derramamiento de sangre. “Les podemos decir que el presidente y el primer ministro están bajo nuestro control”, aseguró. Keita y Cissé fueron enviados en un vehículo blindado hacia Kati, donde ambos permanecen.