Greenpeace bloquea un petrolero ruso en Noruega


En Noruega, activistas de Greenpeace bloquean un petrolero ruso, para impidir el desembarco de su carga de petróleo en Oslo. Aseguran que esa importación de carburante ayuda a financiar la «maquinaria de guerra» del presidente Vladímir Putin.

Con brazaletes y banderas arcoiris, los activistas noruegos han desplegado pancartas que declaran la guerra al combustible ruso.

«Greenpeace se ha encadenado al ancla del enorme petrolero Ust Luga, que está cargado de petróleo ruso con destino a la terminal de Esso en Noruega. Greenpeace exige a la empresa petrolera Esso y al gobierno noruego que no importen a Noruega petróleo ruso, ya que sirve para financiar la guerra de Putin en Ucrania. Y eso es un error.»

«Comprar petróleo ruso es financiar la maquinaria de guerra de Putin en Ucrania. Estas exportaciones son importantes para Rusia. Es una desgracia que Noruega permita esto. Así que exigimos que detengan esta importación», declaraba Frode Pleym, director de Greenpeace Noruega.

El buque Ust Luga registrado en Hong Kong, ha sido alquilado por la petrolera rusa Novatek, y transporta 95.000 toneladas de combustible. El petrolero procede del puerto de Ust Luga, cerca de San Petersburgo. Según la portavoz de Esso Noruega, Anne Fougner, el carguero no se vio afectado por las sanciones occidentales contra Rusia debido a que «el contrato se firmó antes de que Rusia invadiera Ucrania».