Guardacostas requisa pescado, marisco, útiles y artes de enmalle en Cee, Corcubión y Fisterra

Parte del material requisado_ Gardacostas de Galicia.

Agentes del Servicio de Guardacostas de Galicia, dependiente de la Consellería del Mar, desarrollaron varios operativos en el litoral de la Costa da Morte, donde los agentes decomisaron cerca de 350 kilos de distintos productos del mar y se incautaron de 167 útiles así como de más de 5.000 metros de artes de enmalle.

En uno de esos controles -realizado en el entorno del puerto de Cee, en la playa de Quenxe y en las cercanías del muelle de Brens- los efectivos del Servicio de Guardacostas requisaron 2.000 metros de artes de enmalle y 89 nasas de distintos tipos que estaban sin identificar. El operativo se saldó además con el decomiso de 66 kilos de centollo, 11 kilos de distintas especies de pescado, siete kilos de choco, tres kilos de pulpo y algo más de un kilo de nécora. Todas las especies fueron devueltas al mar.

En otro control desarrollado en los puertos de Corcubión y Brens, los efectivos del organismo dependiente de la Consellería del Mar se incautaron de 60 nasas de madera, 250 metros de artes de enmalle y dos viveros que estaban calados de manera irregular, por lo que se levantaron las correspondientes actas de infracción. La intervención supuso también el decomiso de más de 15 kilos de centollo, 12 kilos de pulpo, tres de nécora, dos de pescado y 1,5 kilos de buey que fueron devueltos al mar.

En un tercer operativo en el litoral de Fisterra los agentes requisaron más de 1.500 metros de artes de enmalle que estaban se identificar así como 29 kilos de centollo, que fueron devueltos al mar. En otra intervención, el Servicio de Guardacostas decomisó en Camariñas más de 90 kilos de nécora, alrededor de 62 kilos de centollo, 26 kilos de santiguiño y 12,5 kilos de lumbrigante al tiempo que requisó 16 salabardos. Se levantaron las correspondientes actas de infracción por su extracción irregular -el santiaguiño y la nécora están en veda y la mayoría de las especies estaban ovadas- y todo el producto fue devuelto al mar.